« Home

Transpiremos wey !

Pánico
Teatro Teletón
29 de Marzo


El ambiente y la ansiedad eran entendibles en los asistentes en el teatro Teletón por ver a Pánico nuevamente. Una de la bandas chilena con más renombre fuera del país que dentro de éste, comprobando una vez más que nadie es profeta en su tierra, venía a mostrar su nuevo material que la está rompiendo en el viejo continente: Subliminal kill (2005).

De hecho muchos me han dicho que escuche el disco, debido a la buena critica que la “prensa especializada” europea le ha dado a este trabajo. Francia ha sabido apreciar la música del grupo conformado por Eddie Pistolas en guitarra y voces, Carolina Tres Estrellas en el bajo y voces, Memoria Radial en la guitarra, Seba en batería y DJ Squat (quien ha trabajado con grupos como Makiza) en las tornamesas. Pánico ya se mane
ja en ligas mayores siendo teloneros de grupos tales como Franz Ferdinand, por lo que se espera un show que sea de alto calibre.

“¡Buenas noches, chico moderno, chico Pánico wey!” fue lo primero que se escuchó al comienzo d
el show, lo que me sonó más a una frase salida de alguna película de Cantinflas o del cine mexicano. Lo que siguió después fueron en su mayoría temas del disco Subliminal kill como “Qué pasa wey” y “Transpíralo”.

Sin embargo, la banda liderada por Eddie Pistolas entregó algo más que el Subliminal, sino que tocó para esos fanáticos que esperaron años por ver nuevamente a ese sonido punk-electrónico-psicodelico-latino que ha tenido Pánico desde sus inicios del cual pocos tuvieron conocimiento, lamentablemente.

Así temas de la primeras entregas discográficas de Pánico como “Bate en la mano” o “No me digas que no” se fueron mezclando con otras canciones del Subliminal como “Lupita” coreado por casi 2 mil personas.

Un show musicalmente increíble, de esos que llega directo a la vena, con excelente con la voz de Pistolas, el buen sonido del bajo de Tres Estrellas, la fuerza de la guitarra de Memoria Radial, acompañados con los armónicos sonidos de scratch y de una batería como pocas, con un sonido rápido pero certero.

Algo que demuestra los elogios que se han ganado en cada una de sus presentaciones por todo el mundo y que, a pesar del tiempo, siguen siendo los mismos desde sus comienzos: rock irónico, revoltoso y rebelde.




fotografias: fotorock chile

Previous posts